Defensa de tesis doctoral: «Fernando el Católico y Julio II: Papado y Monarquía Hispánica en el umbral de la Modernidad». Dr. Álvaro Fernández de Córdova Miralles

Fernando_el_Católico_Ayuntamiento_de_Sevilla-1440x808
Share on facebook

Fernando el Católico y Julio II: Papado y Monarquía Hispánica en el umbral de la Modernidad

Álvaro Fernández de Córdova Miralles

Universidad Complutense de Madrid. 22 de noviembre de 2019

Director: Dr. Miguel Ángel Ladero Quesada (Real Academia de la Historia)
Tutor: Dr. José Manuel Nieto Soria

Tribunal:

  • Presidente: Dr. Juan Manuel Carretero Zamora (Universidad Complutense de Madrid).
  • Secretario: Dr. Jorge Díaz Ibáñez (Universidad Complutense de Madrid).
  • Vocales: Dr. César Olivera Serrano (CCHS-CSIC), Dr. José Ángel Sesma Muñoz (Universidad de Zaragoza), Dr. Enrique Cantera Montenegro (UNED).

La presente tesis pretende iluminar las relaciones de la monarquía hispánica con el papado durante uno de los períodos más inexplorados e innovadores del reinado de los Reyes Católicos: el de la regencia castellana de Fernando V de Aragón (1504-1507) coincidente con el pontificado de Julio II (1503-1513). Partiendo de los avances de la nueva historia diplomática, hemos reconstruido el sistema de relación entre los poderes regio y papal, atendiendo a los actores diplomáticos, las esferas de conflicto y/o cooperación, la comunicación política, y los trasvases culturales suscitados entre la península ibérica e italiana durante los convulsos años de las «guerras de Italia». No se trata sólo de reconstruir la búsqueda del entendimiento diplomático en el complejo tablero internacional, sino de estudiar los proyectos de vigorización eclesiástica impulsados por el monarca en sus nuevos dominios (Indias y Nápoles), mientras el papado consolidaba su principado político bajo una concepción territorializada de su soberanía.

Para desarrollar un tema de tal envergadura, hemos reunido documentación inédita procedente de archivos europeos (italianos, franceses, suizos, norteamericanos y españoles) que ha permitido dar una visión más amplia y contextualizada de los temas de negociación. Nuestra exposición parte de las relaciones de Isabel y Fernando con el turbulento cardenal Giuliano della Rovere (1471-1503) hasta su elección como pontífice con el apoyo hispano. La resistencia de Julio II a conceder la investidura del reino de Nápoles −frente a las pretensiones francesas−, o la desatención a ciertos privilegios del patronato real dificultaron el entendimiento con un pontífice «francófilo» que recelaba de unos monarcas aliados de Venecia, usurpadora de ciertas ciudades en la Romaña. A pesar de todo, se abrieron vías de acercamiento, como la neutralización de César Borja o los proyectos defensivos en el mediterráneo, que activaban sinergias propagandísticas sobre la nueva Edad de Oro de la Iglesia inaugurada por Julio II gracias a la expansión oceánica de los Reyes Católicos.

La pugna sucesoria desencadenada tras el fallecimiento de Isabel (1504) desestabilizó la relación con un papado que no ocultaba sus simpatías hacia Felipe de Castilla, aunque favoreciera su reconciliación con Fernando de Aragón. Mientras se desdoblaba la diplomacia de ambos soberanos en la Ciudad Eterna, la natio hispana innovó nuevas formas de agrupamiento a raíz de la separación de reinos sancionada en Villafáfila (1506), que obligó al rey Católico a abandonar Castilla y desplazarse a Nápoles para tomar posesión del reino. Desde allí promovió una política pacificadora en el nuevo marco de alianza con Francia, y puso las bases de una amistad con Julio II que condujo a la concesión del patronato indiano (1508), y la investidura napolitana (1509). Tras cuatro años de inestabilidad, Fernando lograba alinear sus intereses con los de la Sede Apostólica, intensificando la reforma religiosa y legitimando su dominio en la Italia meridional, mientras se desdibujaba la presencia francesa en el Norte.

A la vista de los resultados, la investigación ofrece una contribución original a los complejos procesos de construcción política y renovación eclesial entretejidos por el poder hispano y el papal en los umbrales de la Modernidad. Gracias a la combinación de una metodología renovada y la búsqueda documental en fondos inexplorados, se ofrece una perspectiva inédita −más global− de este período germinal de la monarquía y del papado del Renacimiento, que formarán el «eje católico» de la Europa moderna.

¡Comparte con tus amigos!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter

¿Quieres contactar con nosotros?